¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Publicaciones y Prensa

Alergia a mosquitos

El Jueves, 05 Septiembre 2019. Enviado a Noticias

Reacciones inflamatorias por picadura de mosquitos

Aunque existen muchas especies de mosquitos, solo algunas hembras de estos mosquitos necesitan ingerir sangre para producir sus huevos, lo que las hace vulnerables a infectarse y pueden trasmitir diferentes agentes patógenos. Solo unos pocos mosquitos se saben productores de reacciones alérgicas.

La mayoría de las reacciones que nos provocan al picarnos son locales y la intensidad varía, siendo muy rara la alergia grave (anafilaxia) por mosquito. La picadura por lo general es inocua, pero a veces se convierte en vehículo transmisor de agentes patógenos y puede desencadenar reacciones inmunológicas en el huésped. Esta respuesta viene desencadenada por las proteínas que tienen en la saliva, muchas de ellas son alergénicas. Disponemos de pruebas para poder llegar a determinar si realmente es una reacción alérgica o simplemente si la inflamación es causada por el efecto directo de la saliva en nuestra piel.

Las reacciones típicas a la picadura del mosquito pueden ser:
  • Inmediatas: aparecen a los pocos minutos de la picadura provacando habones acompañados de eritema y edema
  • Tardías: aparecen al cabo de varias horas de la picadura, provocando lesiones papulares asociados con edema y prurito de varios días de duración. 

Pueden desencadenar respuestas de tipo I (Hipersensibilidad inmediata dependiente de IgE) y de tipo IV (hipersensibilidad retardad mediada por células). Los mastocitos son los mediadores fundamentales de la respuesta.

La intensidad depende de la susceptibilidad individual, la gravedad de las reacciones locales está vinculada al rascado y al número de picaduras.

Las picaduras no suelen presentar problemas infecciosos locales en si mismas pero existe el peligro de la sobreinfección secundaria al rascado por el intenso picor, pudiendo derivar en impétigo, celulitis o abscesos cutáneos. Es esencial la adecuada valoración y limpieza de la zona, evitar el rascado y valorar tratamiento con antibiótico tópico y/o corticoide en caso de que fuera necesario. Algunos artrópodos pueden trasmitir infecciones como Paludismo, filariasis, arbovirosis, Borreliosis (garrapatas)…

Es esencial evitar las picaduras, en general se recomienda:
  • Evitar perfumes, ropa de color y lugares donde haya insectos.
  • Tener mascotas correctamente desinsectadas
  • Se pueden usar barreras de protección física como llevar prendas de manga larga e insecticidas como permetrina 0.5% sobre la ropa, no directamente sobre la piel
  • Repelentes de insectos: DEET, aceite de eucalipto, aceite citronella, Picaridina

 

No video selected.

Comparte este contenido

Bookmark and Share