¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Publicaciones y Prensa

SEAIC 2010

Escrito por Dra. Elena Botey Faraudo El Jueves, 28 Febrero 2013. Enviado a Comunicaciones orales

INDUCCION DE TOLERANCIA ORAL A PROTEINAS DE LECHE DE VACA (APLV). NUESTRA EXPERIENCIA.

SEAIC 2010


B. Navarro, A. Claver, E. Botey, A. Cistero-Bahima

USP Institut Universitari Dexeus
Servicio de Alergia
UAB. Barcelona


INTRODUCCION: 

La inducción de tolerancia en pacientes con alergia a las proteínas de leche de vaca, aparece como una alternativa a la dieta de evitación, que plantea además de problemas psicosociales, riesgo de reacciones potencialmente graves por trasgresiones dietéticas por alérgenos ocultos.

MATERIAL Y METODOS: 

Presentamos 10 casos (7 niños y 3 niñas de edades comprendidas entre 1 y 7 años, media de 4.3 años) diagnosticados de APLV, con clínica de episodios de anafilaxia con mínimas exposiciones en 8 casos y con clínica cutánea en 2. Se registraron los niveles de IgE específica y resultado de los test cutáneos frente alergenos de leche, sin que los resultados condicionaran la realización del Test de tolerancia. Se aplico el protocolo de inducción de tolerancia frente a leche de vaca siguiendo la pauta de SEICAP, previa información de riesgos y firma de consentimiento informado de los padres.

RESULTADOS: 

Todos nuestros pacientes presentaron clínica en algunos pasos del tratamiento, precisando medicación para control sintomático, así como reajustes de dosis individualizados. Tras un periodo de tiempo variable, 6 pacientes alcanzaron 200 ml, manteniendo una dieta libre en la actualidad. 3 pacientes toleran cantidades superiores a 40 ml, (dosis suficientes preventivas de riesgo de reacciones por toma inadvertida del alimento). Solo 1 paciente no ha conseguido de momento dosis suficientes para dejar la dieta de evitación.

CONCLUSIONES:

La inducción de tolerancia a proteínas de leche de vaca, debe regirse por un protocolo previo consensuado, pero en nuestra experiencia, a menudo, el manejo ha de ser de forma individualizada. No obstante, aunque no se trata de una técnica exenta de riesgos y es frecuente la aparición de reacciones variables en gravedad durante el proceso, la gran mejoría en la calidad de vida del paciente y su familia, justifica su utilización.

Comparte este contenido

Bookmark and Share

Sobre el autor

Dra. Elena Botey Faraudo

Dra. Elena Botey Faraudo

  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat de Barcelona en 1999
  • Especiaista en Alergología via MIR en el Hospital Universitari Joan XXIII de Tarragona en 2004